El Criticón

Opinión de cine y música

Ted 2


Ted, 2015, EE.UU.
Género: Comedia.
Duración: 115/125 min.
Dirección: Seth MacFarlane.
Guion: Seth MacFarlane, Alec Sulkin¸ Wellesley Wild.
Actores: Seth MacFarlane, Mark Wahlberg¸ Amanda Seyfried, Jessica Barth, Giovanni Ribisi, Morgan Freeman. John Slattery, John Carroll Lynch.
Música: Walter Murphy.

Valoración:
Lo mejor: La premisa es buena. Algunos pocos chistes funcionan.
Lo peor: Pero la trama no parece tener rumbo, y en general el humor es muy flojo.
Versiones: Existe una versión Unrated con diez minutos más.

* * * * * * * * *

No estuvo nada mal Ted como versión bruta y descarnada de las comedias románticas, pues tras tanta tontería y burrada ofrecía una visión de las relaciones amorosas más realista que las comedias clónicas y ahogadas en clichés que pare Hollywood con demasiada frecuencia. Pero Ted 2, aunque se le puede ver una base con potencial, carece del ingenio y la inspiración de la primera.

La idea de que Ted no es humano y por lo tanto carece de derechos prometía bastante, tanto para el viaje emocional de los protagonistas como para ironizar sobre la moral y ética de las leyes y cómo están deben (o deberían) adaptarse a los tiempos en temas raciales (esclavismo, segregación) y de igualdad de género y sexo. Pero se queda en la superficie, en unas vagas referencias en el juicio, mientras el resto de la aventura se convierte en una road movie improvisada de mala manera. Repetir villano (Giovanni Ribisi) no muestra agotamiento, pues la historia es bastante distinta, pero en el camino se pierde el retrato certero, aunque fuese desde una perspectiva loca y sucia, de las parejas, la maduración de adolescente a adulto, el sexo… En cierta manera los personajes siguen siendo simpáticos, pero no se saca casi nada de ellos. La dinámica de la nueva pareja no va más allá de un par de chistes graciosos pero sin segundas lecturas (como los colocones de marihuana que se pillan), con lo que sólo se sustenta en la vena cómica de los actores Mark Wahlberg y Amanda Seyfried.

El humor marca MacFarlane está muy diluido. Unas cuantas referencias culturales frikis (el clímax en la convención, aunque esté bastante desaprovechado), unas pocas transgresiones (drogas, las búsquedas en google que siempre dan pollas) y algún momento bestia (el del esperma es fantástico) son lo único que logra este filme irregular que oscila entre la apatía y la sonrisa poco entusiasta. Vale para pasar el rato, pero se esperaba bastante más. Su bajón ha influido en la taquilla, pues mientras la primera parte llegó a 550 millones de dólares mundiales gracias al buen boca a boca, el mismo ha actuado aquí en sentido contrario a pesar de estrenarse con bastante expectación, quedándose en 200 millones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: