El Criticón

Opinión de cine y música

Brooklyn


Brooklyn, 2015, Reino Unido, Canadá, Irlanda.
Género: Drama.
Duración: 111 min.
Dirección: John Crowley.
Guion: Nick Hornby, Colm Tóibín (novela).
Actores: Saoirse Ronan, Emory Cohen, Eileen O’Higgins, Emily Bett Rickards, Julie Walters, Samantha Munro, Jim Broadbent, Emory Cohen, Domhnall Gleeson.
Música: Michael Brook.

Valoración:
Lo mejor: Saoirse Ronan. Cierta elegancia y naturalidad…
Lo peor: …aunque no impide que el resultado sea predecible y en ocasiones almidonado.

* * * * * * * * *

Seguro que has visto esta película varias veces, con otros títulos y actores. Es la clásica historia de maduración a través de un viaje. Un joven algo más listo y despierto que los demás de su entorno decide dejar atrás lo conocido para explorar nuevos horizontes. Tendrá algunos desencuentros, sufrirá algunas penurias, pero irá adaptándose al mundo, aprendiendo de sus gentes y culturas, y volverá más sabio y con un poso que le permitirá enfrentar lo viejo con soluciones que en ese lugar estancado parecen nuevas. En algunos casos, como en este, el retorno puede ofrecer la disyuntiva de si quedarse o seguir donde tenía una nueva vida.

En esta categoría hay obras originales e inteligentes, como El indomable Will Hunting, las hay que combinan tragedia y aventuras, como El rey león (aunque en esta el viaje es obligado), otras se centran en un aspecto concreto, como La vida de Adèle con el despertar sexual, y alguna trata de aportar un estilo novedoso pero realmente no ofrece nada nuevo, como Boyhood (de ahí que su éxito me resulte incomprensible)… Pero por lo general la mayoría son melodramas sencillos (Tracks, El viaje de tu vida), y muchos no pasan de tener un guion de telefilme, es decir, poco imaginativo, anclado en clichés. Y aun así algunas de estas cintas triunfan porque explotan algunos elementos que gustan en los Óscar: la superación personal, el yo contra el mundo, el ambiente de época y, este sí suele ser merecido, los esfuerzos interpretativos. Por ejemplo recientemente tenemos An Education, amable y certera en la descripción de los personajes, pero poco sustanciosa en conjunto, y tuvo un puñado de nominaciones. O esta Broolkyn, que también optó a muchos premios a pesar de no aportar nada genuino.

No hay capítulo que sorprenda y cada personaje responde a un estereotipo del género. Además es demasiado luminosa. Todos los chicos son perfectos (románticos, serios…), la jefa es cariñosa, el cura un encanto, la madre muy permisiva, y realmente a la protagonista no le pasa nada grave más allá de la dolorosa lejanía con el hogar y los seres queridos. La única figura algo más oscura está para cumplir con otro tópico: la vieja repelente que será puesta en su sitio en la escena de rigor cuando la protagonista vuelva más fuerte. Por suerte no resulta pastelosa y manipuladora, es decir, no se exceden con el factor Óscar, resultando más natural y verosímil que bodrios infumables como Descifrando enigma, Whiplash, Dallas Buyers Club… La perspectiva sencilla pero cercana (lo vemos todo a través de una chica de pueblo) logra suficiente simpatía y dosis de humanidad como para provocar sentimientos sin forzar la cosa. No llega a deslumbrar, es algo predecible (la inmigración hacia américa de los irlandeses es bien conocida), y alguna vez cae en lo ñoño (la escena final en el barco es tan forzada, tan cliché, tan innecesaria), pero es emotiva en su justa medida, ofrece una correcta representación de la época, de los anhelos y fallos de los seres humanos, del crecimiento como personas.

Se nota una falta de ambición, o la imposibilidad de haber conseguido un buen presupuesto, en la inexistencia de grandes exteriores (el barco ni se ve desde fuera) y algún efecto cutre (el plano desde la barandilla al océano canta mucho), cumpliendo únicamente en el vestuario. Pero como la historia es intimista no se echa de menos la ampulosidad habitual de estas obras, y el director se esfuerza bastante, ofreciendo un aspecto visual de buen nivel. Además Saoirse Ronan llena la pantalla ella sola, tanto por su hermoso rostro con rasgos tan de la época como por la estupenda interpretación a través de la que muestra un amplio rango de sentimientos con sutileza y contención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: