El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos en la Categoría: James Newton Howard

James Newton Howard – I Am Legend

James Newton Howard – I Am Legend
Género: Banda sonora original
Año: 2008, Varese Sarabande
Valoración:

Como a veces me pongo muy pesado con el tema de los Oscar, no voy a profundizar esta vez en la sinrazón de nominar la nada llamativa Michael Clayton teniendo James Newton Howard este año una obra tan interesante como I Am Legend. Esta clase de despropósitos se repiten tan a menudo que no merece la pena incidir más allá de citar el hecho.

Entrando en materia, I Am Legend no es una partitura de altos vuelos pero demuestra por enésima vez la buena forma del compositor actual que más satisfacciones proporciona al público amante del género. Para una cinta que requería música incidental y en poca cantidad, Netown Howard no escatima en recursos y proporciona una banda sonora dramática muy bien medida, sencilla y muy melódica pero perfectamente amoldada a las imágenes, que no toma excesivo protagonismo pero a la vez es capaz, con unas pocas notas, de infundir con una facilidad sorprendente los sentimientos de soledad y aflicción del protagonista.

En su corta duración (creo que el disco recoge toda la música que suena en la película) la partitura desarrolla generalmente motivos dramáticos, pero también hay incursiones en la acción trepidante, eso sí, siempre con un tono más inclinado hacia las sutilezas, hacia el acompañamiento, que hacia las fanfarrias ampulosas y espectaculares.

El trágico tema principal está presente en varios momentos de la cinta así como en esta edición en disco. Notas afiladas, casi desgarradoras, le dan forma. Aun siendo por lo general una composición de cuerdas y piano, se observan acertadas inclusiones de coros, como en el inquietante The Pier. En la línea de acción los cortes están formados por percusiones y motivos rudos y, cuando deben serlo, caóticos. En el tramo final la composición, entre la intriga y la melancolía, se desarrolla un tema de notable misticismo (Reunited). A continuación aparece un breve réquiem (I’m Sorry) y para cerrar la función hallamos Epilogue, que retoma el tema central con un toque de frágil esperanza.

El único aspecto negativo remarcable de I Am Legend es el parecido con Náufrago de Alan Silvestri. Es probable que debido a las semejanzas entre ambas historias se buscara un estilo de características similares, pero lo cierto es que el tema central de esta banda sonora recuerda más de lo que debería a aquella otra. Por lo demás, tenemos de nuevo a un Newton Howard cuyo trabajo deja ver tanto profesionalidad como pasión.

 

1. My Name is Robert Neville – 2:51
2. Deer Hunting – 1:17
3. Evacuation – 4:26
4. Scan Her Again – 1:41
5. Darkseeker Dogs – 2:17
6. Sam’s Gone – 1:45
7. Talk to Me – 0:55
8. The Pier – 5:17
9. Can They Do That? – 2:09
10. I’m Listening – 2:09
11. The Jagged Edge – 5:16
12. Reunited – 7:50
13. I’m Sorry – 2:21
14. Epilogue – 4:13
Total: 44:27
Anuncios

James Newton Howard – Lady in the Water

James Newton Howard – Lady in the Water
Género: Banda sonora original
Año: 2006
Valoración:

Quinta colaboración entre Shyamalan y Newton Howard, dos artistas siempre que conjugan muy bien su sobrada inspiración con su extraordinaria calidad técnica. La joven del agua es hasta ahora, a mi modo de ver, la producción de menor calidad de este director, aunque la partitura sigue siendo de primerísimo nivel.

Como siempre, Newton Howard realiza una composición muy elaborada, adaptable y completa en matices, cuya escucha, aislada o en la película, atrapa fácilmente y uno tiene la sensación de que debe escucharla de nuevo y con mayor atención para fijarse bien en lo que está oyendo; de hecho, con cada audición gana enteros. Como viene siendo habitual en estas colaboraciones, desarrolla temas pausados, de melodías repetitivas y embelesadoras que van creando una atmósfera oscura, inquietante. La composición es muy original, con una eficaz simbiosis del registro de intriga con los elementos más etéreos que le otorgan el necesario matiz de cuento fantástico.

El primer tramo de la partitura está dedicado a la presentación de la historia, con temas que muestran la intriga perlada con tonalidades algo más alegres, con cortes de carácter fantástico, con coros angelicales, pianos, campanilleos y un aura etérea. Prologue es la mejor muestra de este tema, un corte delicado que acompaña a la curiosa presentación de la historia. Le sigue The Party, otro de los mejores instantes de la partitura, una pista larga con el tono habitual de Newton Howard: reiterativo, envolvente, capaz de levantar sensaciones de inquietud. Es un corte completo, con varios cambios de estilo: al principio las percusiones añadidas le otorgan un cariz levemente exótico muy conseguido, hacia la mitad llegamos a un clímax que transforma la orquesta, la cual se ve ahora dirigida por pianos, y en el tramo final predominan sobre todo las cuerdas.

Poco a poco el registro se va oscureciendo, adquiriendo sonoridades cada vez más tensas y girándose puntualmente hacia momentos más rudos y violentos. Tenemos cortes dedicados a crear atmósfera, como Walkie Talkie, otros más intensos como The Blue World, otros que se acercan de nuevo al estilo fantástico, como Giving The Kii, y finalmente, en The Great Eatlon se expone la parte más activa y contundente, que con explosiones de cuerda, vientos y coros, alterna instantes triunfales con otros de acción intensa… En resumen, la música no se ancla en temas concretos a los que se recurre una y otra vez, sino que está en constante evolución, adaptándose en cada corte a las necesidades del momento.

Al final de disco nos encontramos con cuatro canciones acreditadas a Bob Dylan pero interpretadas por otros artistas. Tres de ellas pueden escucharse durante la película. La partitura original dura cuarenta y dos minutos, lo cual no está nada mal para películas con poca música como las de Shyamalan, y no parece que la inclusión de estas canciones haya limitado la exposición correcta de los temas de la composición de Newton Howard. Además, son de buena calidad.

Por cierto, el diseño de la carátula del CD es una autentica preciosidad.

 

1. Prologue – 2:52
2. The Party – 6:40
3. Charades – 5:50
4. Ripples in the Pool – 1:49
5. The Blue World – 4:25
6. Giving the Kii – 1:49
7. Walkie Talkie – 2:08
8. Cereal Boxes – 2:33
9. Officer Jimbo – 3:31
10. The Healing – 4:03
11. The Great Eatlon – 4:41
12. End Titles – 1:43
13. The Times They Are A-Changin – Bob Dylan – 5:59
14. Every Grain of Sand – Bob Dylan – 4:15
15. It Ain’t Me Babe – Bob Dylan – 3:46
16. Maggie’s Farm – Bob Dylan – 3:36
Total: 59:40

James Newton Howard – Signs

James Newton Howard – Signs
Género: Banda sonora original
Año: 2002
Valoración:

Estamos ante otra magnífica colaboración entre M. Night Shyamalan y James Newton Howard. Tanto película como banda sonora original están confeccionadas con una maestría sobrecogedora, y ambas son mis obras favoritas de estos autores. Señales, para mí la película más inquietante y terrorífica de Shyamalan, tiene una utilización aún mejor del sonido y la música que El sexto sentido.

El tema elegido tiene una forma básica que se repite paulatinamente provocando una profunda desazón en el espectador: poco a poco va produciendo una sensación de inquietud, de temor agobiante que envuelve a la película en un clima de constante intriga. La composición es exquisita, prodigiosa dada la dificultad de inducir tales sensaciones en el oyente. Con la perfecta dirección de Shyamalan, un maestro del suspense, se conjuga con las imágenes con resultados asombrosos.

Dicho tema se inicia con desquiciantes violines y vientos duros en Main Titles (recuerda, como se dice mucho, a las películas de Hitchkock). En los cortes siguientes se torna más sutil, con piano y una orquesta más suave, donde los vientos, más tranquilos ahora, marcan notas intermitentes y envolventes. Hacia la parte final del disco vuelve a coger fuerza en los instantes más intensos de la cinta, como Into the Basement, la perturbadora escena del sótano, una de las secuencias más impactantes y sobrecogedoras que haya visto en una película, donde Shyamalan hace gala de toda su genialidad y aprovecha al máximo la creatividad de Newton Howard.

En la suite final, dividida en dos partes (la primera, lo mejor de la BSO), Howard expone todo lo que da de sí esta composición, desde los instantes más tenebrosos a los más impactantes, con un clímax apoteósico inolvidable.

Un disco no apto para escuchar en solitario (lo intenté en la cama, con lo que me quitó el sueño y me puso los pelos de punta), un trabajo imprescindible en la carrera de James Newton Howard, que consagra al compositor como uno de los más dotados y capaces del momento, sobre todo cuando juega en primera división, es decir, en películas que requieren composiciones realmente complejas y originales.

 

1. Main Titles – 01:45
2. First Crop Circles – 03:17
3. Roof Intruder – 02:19
4. Brazilian Video – 02:00
5. In The Cornfield – 05:40
6. Baby Monitor – 01:12
7. Recruiting Office – 02:07
8. Throwing A Stone – 05:35
9. Boarding Up The House – 03:05
10. Into The Basement – 05:19
11. Asthma Attack – 03:57
12. The Hand Of Fate-Part 1 – 05:34
13. The Hand Of Fate-Part 2 – 03:37
Total: 45:27

James Newton Howard – King Kong

James Newton Howard – King Kong
Género: Banda sonora original
Año: 2005
Valoración:

Tras la trilogía de El Señor de los Anillos parecía que Peter Jackson y Howard Shore habían formado una buena pareja artística y que iban a seguir años juntos. Pero unos dos meses antes del estreno de King Kong sorprendentemente Shore se quedaba fuera del proyecto. Oficialmente, diferencias creativas con Jackson. El trabajo de Shore, que nadie fuera del proyecto ha escuchado, se une a las muchas bandas sonoras tan prometedoras que fueron rechazadas. Quizá algún día podamos oír algo.

James Newton Howard fue contratado para realizar en poco tiempo una banda sonora a primera vista difícil. Debía poner música a un proyecto ambicioso, largo, largo (demasiado largo, demasiado) que resulta una mezcla de géneros bastante amplia: aventura sobre todo, también algo de humor, drama, e incluso terror. Y lo consiguió.

Newton Howard ha creado, pese al cortísimo margen de tiempo, una banda sonora totalmente acorde con lo necesitado. El corte aventurero está presente constantemente con un tema muy bonito que también es el eje central de todo el compacto. Las variaciones dramáticas o más alegres están en consonancia con el tema elegido para acompañar al gran simio, pero a la larga se hacen algo repetitivas. Evidentemente estamos ante una película y una música muy comercial, y a la hora de orquestar las imágenes se ha buscado un toque sencillo e impactante, que aunque resulte redundante en muchas ocasiones en general es un acierto.

Este autor lleva unos años sorprendiendo con proyectos de una originalidad y calidad de gran nivel (todas sus colaboraciones con el director Shyamalan, cada cual mejor), y su buen hacer queda probado en cada nuevo trabajo. Sin duda es uno de los máximos exponentes de las nuevas generaciones (aunque también es mayorcito), ahora que las viejas van despareciendo (Bernstein, Goldsmith) o se quedan sin ideas (Horner). King Kong demuestra que incluso en el lado más comercial puede ofrecernos unos resultados bastantes interesantes y sobre todo más originales y agradables de escuchar que los trabajos repetitivos de autores oxidados que siguen siendo muy requeridos para componer la música de las películas importantes y comerciales.

Volviendo a King Kong, Newton Howard ha incluido elementos de la época en que transcurre la película, otorgándole a las melodías un aire jazzístico muy correcto. Otros momentos se inclinan más hacia el misterio y el terror, como Last Blank Space on the Map.

It’s in the subtext es uno de los pocos temas que deja entrever algunas notas ya utilizadas (recuerda a El Protegido), pero tiene suficiente entidad propia como para no resultar molesto.

Tooth and Claw, otro de esos momentos eternos de la película, lleno de ruidos y efx (menos mal que eran buenos), está acompañado por un tema de acción que podría haber resultado un galimatías sonoro lleno de acción inconsistente, pero alterna muy bien el tema principal, las percusiones necesarias para enfatizar la acción, los vientos y cuerdas… El resultado es caótico, algo necesario dada la situación, pero se escucha sin que levante dolor de cabeza.

Central Park, un tema centrado en el piano, destila emotividad en su justa medida para recalcar el amor que sienten la bella y la bestia antes de que se desencadene el infierno. La parte final, dividida en cinco temas titulados Beauty Killed the Beast (La bella mató a la bestia) orquesta la única parte del filme que realmente es buena, y lo hacen con el toque preciso de acción y drama. Algunos momentos, como las partes segunda y quinta, son de lo mejorcito del disco.

La orquestación es buena, ni estridente o agobiante cuando debe haber muchos instrumentos, suave y melódica cuando la situación requiere calma. Un disco que en una primera escucha me resultó algo frío, demasiado comercial, pero ha ganado puntos posteriormente. Incluso sabiendo que tiene mucho de comercial es un trabajo muy meritorio si tenemos en cuenta el tiempo empleado en realizarlo y el resultado tan completo y variado. Un disco agradable y fácil de escuchar. Lástima que la película a la que acompaña no fuera tan entretenida.

 

1. King Kong – 1:11
2. A Fateful Meeting – 4:16
3. Defeat is Always Momentary – 2:49
4. It’s in the Subtext – 3:20
5. Two Grand – 2:36
6. The Venture Departs – 4:04
7. Las Blank Space on the Map – 4:44
8. It’s Deserted – 7:08
9. Something Monstruous… Neither Beast Nor Man – 2:39
10. Hear Toward the Animals – 2:49
11. Beautiful – 4:09
12. Tooth and Claw – 6:18
13. That’s All There Is… – 3:27
14. Captured – 2:27
15. Central Park – 4:37
16. The Empire State Building – 2:37
17. Beauty Killed the Beast I – 2:01
18. Beauty Killed the Beast II – 2:24
19. Beauty Killed the Beast III – 2:16
20. Beauty Killed the Beast IV – 4:46
21. Beauty Killed the Beast V – 4:12
Total: 74:50