El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos en la Categoría: Yann Tiersen

Yann Tiersen – Skyline


Yann Tiersen – Skyline
Género: Rock alternativo, dream pop, experimental
Año: 2011, Mute
Valoración:

Con la decepción que supuso Dust Lane en la rica y fascinante trayectoria del francés Yann Tiersen me quejaba no de que el músico decidiera cambiar de aires y tirar por el rock alternativo y el dream pop con vetas de post-rock, sino que lo hiciera sin la inspiración habitual en él. Mucho me temo que este Skyline sigue esa senda de escasez de ideas, mostrando además que la crisis se ha agravado bastante.

Los errores patentes en Dust Lane se ven magnificados aquí hasta un extremo casi fatídico. La fuerza que transmitían sus discos basándose en la composición sencilla pero inspiradísima, medida al milímetro y ejecutada de maravilla con instrumentos tradicionales se cambia por la melodía vulgar y repetitiva, por el adorno superficial sin motivos ni resultados claros, por la atmósfera sobrecargada de enredos irrelevantes. Cuánto sonidito electrónico, cuánta guitarra emborronada por efectos de distorsión, cuántos coros, voces y pinceladas instrumentales caóticas y qué poco efecto consiguen, qué lejos están de formar un sonido envolvente y embriagador como el que antes conseguía con un simple toy piano.

La monotonía emana de todos los temas. Ninguno es hermoso, ninguno emociona ni causa el más mínimo impacto. El disco suena de fondo como un murmullo incesante, incapaz de llamar la atención. Lo he escuchado una decena de veces, y no sabría distinguir un tema de otro ni recordar un pasaje, una sensación, una melodía.

Por si fuera poco, fiel a su conocida vena revolucionaria el disco incluye mensajitos varios (la inclusión de un discurso de Che Guevara es lo más evidente). No me convence la idea dotar de ideología tan marcada a un disco, puedes perder muchos seguidores. Si quieres hacer política, móntate un blog, pero deja la música libre de sesgos políticos y sociales.

Lo mejor que puedo decir de Skyline es que no es horrendo. No es de esos que escuchas y sueltas exclamaciones de asco. Lo tienes puesto de fondo y como ambiente musical indefinido no llega a molestar. Es decir, que pasa sin pena ni gloria.

1. Another Shore – 4:53
2. I’m Gonna Live Anyhow – 3:48
3. Monuments – 3:53
4. The Gutter – 4:02
5. Exit 25 Block 20 – 3:27
6. Hesitation Wound – 4:11
7. Forgive Me – 5:56
8. The Trial – 5:53
9. Vanishing Point – 4:09
Total: 40:12

Anuncios

Yann Tiersen – Dust Lane


Yann Tiersen – Dust Lane
Género: Rock alternativo, post-rock, dream-pop
Año: 2010, Anti-
Valoración:

Han pasado cinco años desde el sublime Les retrouvailles, el último gran disco de estudio de Yann Tiersen, aunque de por medio tuvimos un aburrido directo (On Tour) y una banda sonora de poca importancia (Tabarly). La espera, que ya se dilataba bastante de por sí, se alargó más de lo debido por dramas personales y disputas con las discográficas, donde parece que Tiersen no se lleva bien con los grandes sellos y ha optado por volver a los pequeños.

Pero Dust Lane no ha satisfecho a todos sus seguidores, pues es claramente un disco menor. Es obvio que la música del francés está evolucionando hacia líneas de rock alternativo, ya se veía venir en Les retrouvailles (donde la influencia y mezcla era perfectísima) y se confirmó con sus decepcionantes giras de rock indie y post-rock. Ojo, no tengo nada en contra de que los artistas evolucionen, igual que no lo tengo en contra de que hagan siempre más o menos lo mismo. Todo depende de cómo se haga, de la inspiración y calidad final de sus trabajos. Dust Lane sobrepasa las fronteras del indie y el post y adquiere tonalidades de dream-pop (más alegre, con voces y coros femeninos o juveniles y adornos por doquier), pero no, la evolución y la combinación de géneros aquí no termina de cuajar.

No cabe duda de que en cada tema y arreglo se nota profesionalidad y experiencia. Los instrumentos suenan de maravilla, desde los tradicionales (acordeones, pianos) a los modernos (guitarras eléctricas, batería). Las atmósferas son muy coherentes, con sonidos muy equilibrados donde cada instrumento tiene su presencia perfectamente medida. La calidad de Tiersen como artísta y la colaboración del productor Ken Thomas (Sigur Rós, Moby) se nota en el acabado final, que resulta impecable. Las canciones son bastante correctas en general y con algunos momentos álgidos propios de este dotado músico, destacando la excelente Palestine al completo, los tramos de Till the End que con una guitarra te atrapan de lleno, los hermosos coros con guitarra de Dust Lane

Sin embargo también es evidente que el disco es muy lineal y posee poca fuerza y originalidad. Los temas son sencillos, como es habitual en Tiersen, pero carecen del virtuosismo con el que nos deleitaba anteriormente y se centra más en sobre cargarlos de adornos que en obtener melodías más certeras. Así, da la sensación de que los cortes están inflados, mucho en algunos casos (los dos últimos), de que canciones efectivas pero algo simples se han adornado demasiado, de que atmósferas que en principio atrapan por su belleza y exquisita coherencia instrumental terminan por no llevar a ninguna parte.

Dust Lane es un álbum de escucha agradable, que entra de maravilla salvo por algún tramo innecesariamente reiterativo, pero también se olvida rápido y no deja huella alguna. Si este va a ser el rumbo de la carrera de Yann Tiersen yo desearía que volviera a sus orígenes. Esperemos que sea sólo un bache en la transición. Aunque dicho sea de paso, ya querrían grupos de mucha más fama (Arcade Fire y otras bandas sobrevaloradas del rock alternativo o del indie) tener bajones con un listón a esta altura.

1. Amy – 5:01
2. Dust Lane – 5:10
3. Dark Stuff – 5:54
4. Palestine – 4:30
5. Chapter 19 – 5:02
6. Ashes – 5:17
7. Till the End – 7:49
8. Fuck Me – 7:42
Total: 46:25

Yann Tiersen – Le phare

Yann Tiersen – Le phare
Género: Neo clásica…
Año: 1998, Ici d’ailleurs
Valoración:

Le phare fue el álbum que supuso el salto a la fama para el francés Yann Tiersen, fue tras su publicación cuando la crítica y el público galo y en menor medida el europeo se abrieron a sus brazos y fueron conquistados inevitablemente por su magia sin igual, y desde entonces Tiersen forma parte de una categoría poco común, el grupo o artista que goza de prestigio entre el público pero además ofrece una música de tanta calidad y tan alejada de los cánones comerciales que sorprende que resulte tan popular. Hay veces, aunque sean pocas, en las que se hace justicia y el verdadero arte no queda relegado a minorías, sino que se propaga sorteando modas y el rechazo a lo desconocido (y a lo no aceptado) para deslumbrar a públicos dispares. Aunque huelga decir que fue mayor la repercusión que supuso, años más adelante, la llegada de la película Amelie, que le lanzó al más que merecido estrellato fuera de sus fronteras, destacando en concreto la gran acogida que tuvo en nuestro país.

Le phare nos acerca por tercera vez a un músico con una mente llena grandes ideas y con una sensibilidad inconfundible. Su buen hacer se muestra también en la plasmación idónea de sus pensamientos, pues sabe poner cada nota en el lugar exacto para despertar pasiones ocultas. Comparado con sus dos anteriores trabajos, éste es el más completo y quizá por ello el más redondo de los tres y uno de los más aclamados de su atractiva discografía.

Erróneamente Tiersen mantiene en sus filas a la voz femenina Claire Pichet, de la que ya comenté en Rue des cascades que no tiene un nivel adecuado para la calidad de la música a la que acompaña, pero también encontramos una aportación bastante jugosa, la de un cantante con cierto reconocimiento en el país vecino, Dominique A. En los hombros de estos colaboradores Tiersen deposita algunas canciones que incluso tras muchos trabajos espléndidos siguen siendo de las más apreciadas por sus aficionados. Halla en ellas una armonía perfecta entre el clasicismo francés y los tenues toques más modernos y cercanos al pop/rock, demostrando que se pueden hacer grandes temas cantados jugando con cualquier estilo e instrumento siempre que se tengan inspiración y habilidad y sepan aprovecharse con sabiduría. La veloz e irresistible La rupture y sobre todo la pletórica Monochrome son deliciosas, pero Les bras de mer también es bastante interesante.

Entre los temas instrumentales destacan verdaderas genialidades como Le quartier, que en décimas de segundo capta toda la atención del oyente y lo sumerge de lleno en este fulgurante disco, La noyée, sublime melodía de acordeón y violín, L’homme aux bras ballants, un viaje ensoñador, Sur le fil, un tema largo dividido en dos partes, la primera supone su solo de violín más conocido, la segunda ofrece un largo solo de piano tranquilo, etéreo, precioso; y no me olvido de otros instantes inolvidables, como el intenso Les jours heureux, el espectacular La crise

El equilibrio instrumental es exquisito. La belleza que destila no tiene parangón. Yann Tiersen es uno de los músicos más dotados de nuestros días y éste Le phare uno de sus álbumes más irresistibles.

 

1. Le quartier – 2:01
2. La rupture – 2:49
3. Monochrome – 3:16
4. La dispute – 4:14
5. L’arrivée sur l’île – 1:03
6. La noyée – 2:23
7. Le fromveur – 1:20
8. L’homme aux bras ballants – 5:05
9. Sur le fil – 7:28
10. Les jours heureux – 2:10
11. La crise – 1:37
12. Les bras de mer – 3:10
13. La chute – 5:48
14. L’effondrement – 1:32
Total: 44:00

Yann Tiersen – Rue des cascades

Yann Tiersen – Rue des cascades
Género: neo-clásica…
Año: 1996, Ici d’ailleurs
Valoración:

Segundo álbum de estudio del francés Yann Tiersen, quien se mantiene en la línea del magistral La valse des monstres, es decir, su peculiar y personal estilo que podría describirse como música casi de cámara, entre la clásica y el folk francés. Breves e inspirados temas instrumentales delicadamente elaborados sobre acordeón, violín y piano principalmente, pero también sobre sus característicos toy piano y clavicordios, entre otros. La evolución con respecto a su primera obra no es notable, pero en ningún momento, ni siquiera tras múltiples audiciones, se observa agotamiento o se tiene la sensación de música repetida. La mayor innovación es la inclusión de la voz en un par de temas, que recae en manos de Claire Pichet, una cantante que para el que suscribe supone un fallo notable en la carrera del francés, pues la mujer no parece una profesional ya que, sencillamente, no sabe cantar. En disco no se nota tanto y la cadencia de su voz puede incluso resultar candorosa, pero también se muestra apagada, sin pasión, sin aire. En directo es un auténtico suplicio que lastra muchísimo el acabado final de los temas. Es una pena que un artista que en discos venideros se ha rodeado de músicos de calidad y renombre mantenga en sus filas a una chica tan poco dotada.

En Rue des cascades Tiersen sigue plasmando con fantástica precisión sus inspiradas composiciones. Como el anterior trabajo, no entiende de esquemas comerciales y ofrece alegría y emotividad a raudales en cortes sencillos, sin adornos, que van directos a las mejores notas posibles, esas que el genial compositor es capaz de ofrecer con sorprendente constancia. La música que sale de su cabeza irradia inocencia y belleza a partes iguales, y toma forma a través de unos instrumentos que son manejados con el virtuosismo multi-instrumental del que siempre hace gala. Es un disco en el que no hay deslices (salvo la citada calidad de la voz femenina, presente tan solo en dos cortes), ni huecos, ni rellenos. Un disco con el que dejarse embargar a través de una música que suena virgen, como si fuera la primera vez que se oye algo semejante.

De los veinte temas que ofrece Rue Des Cascades es imposible elegir los más destacados si no es desde una perspectiva muy personal. Hay quien se emocionará con las características notas de acordeón de J’y suis jamais allé y quien verá sus sentidos colmados de placer con la bonita canción Rue des cascades o con la melancólica Naomi, mientras que otros se sentirán a gusto con la alegría que desprende Déjà loin. Algunos de los que más atractivos le resultan a un servidor son La Chambre, con sonoridades juguetonas muy curiosas, o Toujours là, con un piano delicioso, absolutamente increíble, pero no soy capaz de hacer una lista concreta, pues es una composición fantástica de principio a fin.

 

1. J’y suis jamais allé – 1:31
2. Rue des cascades – 3:59
3. Pas si simple – 1:50
4. Comptine d’été n°2 – 2:10
5. Comptine d’été n°3 – 1:51
6. Déjà loin – 2:50
7. La Chambre – 1:44
8. Mouvement introductif – 2:18
9. La Muette – 3:33
10. Naomi – 4:02
11. Soir de fête – 2:52
12. Le Vieux en veut encore – 1:41
13. Toujours là – 1:07
14. C’était ici – 1:34
15. Prière n°2 – 1:23
16. Comptine d’été n°1 – 2:13
17. La Fenêtre – 2:44
18. Prière n°3 – 0:58
19. La Pièce vide – 1:39
20. La Vie quotidienne – 7:34
Total: 49:33

Yann Tiersen – La valse des monstres

Yann Tiersen – La valse des monstres
Género: Pues… Yann Tiersen
Año: 1995, Ici d’ailleurs
Valoración:

Me es imposible especificar un género para La valse de monstres, primer disco en solitario de Yann Tiersen y primera muestra de su asombrosa capacidad creativa. El autor nos deleita con una una singular aproximación a la música tradicional francesa en la que ha moldeado un maravilloso sonido proveniente de acordeones, violines, pianos, clavicordios y los muy peculiares toy piano, que como su nombre indica son pequeños pianos de juguete que no les costará nada identificar. Esta instrumentación es la básica en la carrera artística del dotado músico francés, y en este álbum apenas hay inclusiones de otros elementos, como son por ejemplo los ligeros toques de los platillos de una batería o la melódica. Así, La valse de monstres muestra sin adornos la pureza y expresividad de la original y riquísima música de este compositor, quien demuestra una creatividad desbordante al ofrecer un gran número de maravillosos cortes. Si bien, son todos cortitos, pues es bastante habitual en él no expandir de forma innecesaria una idea musical en busca de una duración más comercial, lo que no evita que venda muchas copias de sus álbumes y evolucione incluyendo grandes canciones en discos venideros. En consecuencia, podría decirse que ésta es una composición de grandes ideas más que elaborados motivos musicales.

Tenemos temas con solos de piano, como Mouvement introductif (I), de acordeón, como La valse des monstres (I) o Cleu au trapeze, de toy piano, generalmente uno para cada mano, pues Tiersen es de esos músicos que siempre busca el más difícil todavía, el sonido más único posible, tales como Ballendai, Comptine D’ete N-17 (II) o La valse des montres (II); de clavicordio, por ejemplo Comptine D’ete N-17 (I), y otros que conjugan varios de ellos: Le Banquet, Hanako, La Plaisanterie… Así mismo, a veces aborda el mismo tema desde distintos ángulos, utilizando instrumentos distintos en cada momento pero sin alejarse de la composición original, otorgando a la música distintas y muy logradas perspectivas, que lejos de lo que pueda parecer no se hacen repetitivas.

No hay gran variedad en cuanto a sonidos diferentes se refiere, pero eso no limita este particular panorama musical cuyas sonoridades estriban siempre en composiciones alegres y preciosas, sencillas pero a la vez nada simples, sino muy cuidadas, con desarrollos breves pero detallistas y bellos hasta rozar la genialidad. Su audición cautiva, engancha y nunca cansa, siendo el único pero precisamente que las sublimes melodías son tan fugaces que no llegan a anclar emociones en nuestros sentidos durante mucho tiempo, pues en seguida viene otro tema que nos saca rápidamente de las ensoñaciones, y luego otro, no dando descanso y, cuando el disco se acaba, dejando buenas sensaciones pero imprecisas, como un coito interrumpido. ¿Es eso un problema? No, porque así podemos escucharlo otra vez, y luego otra.

Es uno de los discos menos conocidos de Yann Tiersen, y quien piense que no está a la altura de sus supuestos grandes álbumes, quien crea que es sólo una primera prueba de su potencial, se equivoca, pues no tiene nada que envidiar al resto de los maravillosos y extraordinarios trabajos del músico francés.

 

1. Mouvement introductif – 2:07
2. La dalse des monstres – 3:44
3. Frida – 1:34
4. Quimper 94 – 2:54
5. Ballendaï – 2:18
6. Comptine d’été n°17 – 2:14
7. Cléo au trapèze – 2:08
8. La Valse des monstres – 2:10
9. Le Banquet – 1:34
10. Comptine d’été n°17 – 2:34
11. Mouvement introductif – 5:38
12. La Rue – 1:24
13. Iwakichi – 3:15
14. Hanako – 2:50
15. La Plaisanterie – 3:00
16. Le Compteur – 4:04
17. Mouvement introductif – 1:49
Total: 44:53

Yann Tiersen – On Tour

Yann Tiersen – On Tour
Género: Rock indie
Año: 2006, EMI
Valoración:

Yann Tiersen es un dotado músico francés, genial multiinstrumentista y brillante compositor, un artista inquieto que siempre juega y experimenta con la música. Su estilo me es imposible definirlo: ronda entre las Nuevas músicas con toques sinfónicos y bebe muchísimo de la música tradicional francesa. Tras el éxito de la película Amelié (cuya preciosa banda sonora corrió a cargo suya) su carrera se relanzó en varios países europeos, y en España su número de seguidores creció asombrosamente en un instante. En los años 2005 y 2006 realizó una gira por Francia y España de su último disco, Les Retrouvailles, en la que el éxito fue tal se cambió el escenario de Madrid por uno más grande antes del concierto porque en dos días se vendieron todas las entradas, y además regresó al país de nuevo unos meses después.

Yo estuve en la sala La Riviera de Madrid en aquel concierto (febrero de 2006), y el recuerdo es grato pero no tanto como esperaba. Como estaba diciendo, es un músico que no se estanca en un estilo, pero aún así me sorprende la decisión de que la música de la gira estuviera muchísimo más cerca del rock puro que del delicado, estilizado y detallista estilo que emplea en casi todos sus discos de estudio. El resultado fue una mezcla entre lo que llaman rock progresivo e indie, un rock más rico en sonoridades que el estándar, pero a la vez una simplificación excesiva de la música de Tiersen y una versión curiosa y distinta de la misma. He de admitir que para un fan como yo no estuvo nada mal, pero hubiera preferido más fidelidad.

En cuanto a la ejecución del directo, Tiersen lastra con el mismo problema que he visto en los pocos videos que hay por Internet: no se rodea de buenos músicos, así que la interpretación no resulta muy eficaz salvo cuando él realiza sus solos (en cambio, cuando él canta, el aire se le va en el esfuerzo de tocar en los instrumentos y la voz se muestra ahogada). En esta gira contó con los artistas Marc Sens, Ludovic Morrillon, Stéphane Bouvier y Christine Ott, y el acabado de la gran mayoría de los temas no resultó notable, pero sí lo suficientemente aceptable como para no ser vergonzoso.

La plasmación de esta gira el disco On Tour se ofrece de dos formas. Una, un CD con nueve escasos temas, y la otra, un DVD con más de veinte cortes acompañados de imágenes de algunos de los conciertos, breves videos de los directos, montajes… o sea, una especie de película centrada en la gira, con predominio de material del concierto de Madrid. Recomendaría el DVD porque trae más música, pero quizá el precio no merezca la pena para un directo que no es muy llamativo. En manos de los fans dejo la elección, porque no recomiendo ninguna de las dos ediciones a quien no lo sea. Al lado de magistral directo plasmado en C’Etait Ici, On Tour resulta una composición que apenas llega a buena y una interpretación que roza lo mediocre.

La versión en disco de la gira agrava los problemas que he comentado por el simple hecho de que no es lo mismo verlo en directo, vibrar con el público, la presencia de Tiersen y el sonido de la música interpretada delante tuya, que escucharlo en casa. On Tour ofrece una serie de interpretaciones que van de lo original a lo tosco. Tiene temas interesantes (La valse d’Amélie, La terrase, La rade, Les bras de mer, La Boulange, Le Banquet), otros de relleno (1er réveil par temps de guerre, A ceux qui sont malades par la mer calme), alguno insoportable (Ma France à moi es un rap horroroso) y alguno que podría haber dado muchísimo más de sí si la ejecución hubiera tenido un buen nivel, como State of Shock, un tema magnífico hasta que la ridícula voz de uno de los miembros de la banda hace acto de presencia, o Le train, en el que apenas hay compaginación entre los músicos.

En resumen, que espero con expectación el próximo álbum de estudio que me muestre de nuevo al Yann Tiersen de Le Phare, L’ Absente o Les Retrouvailles. Y decirle que, si se va a enfrascar en alguna otra gira, que no engañe a su público.

 

DVD
01. La valse d’Amélie
02. A Secret Place
03. La crise
04. Monochrome
05. Bagatelle
06. Le quartier
07. Les bras de mer
08. 1er Réveil par temps de guerre
09. Sur le fil
10. La terrasse
11. La rade
12. La perceuse
13. Kala
14. La boulange
15. Western
16. Le banquet
17. State Of Shock
18. A ceux qui sont malades par la mer calme
19. Le train
20. Esther
21. La veillée
22. Ma France à moi
23. Les enfants
CD
01. La terrasse
02. La rade
03. Ma France à moi
04. Les bras de mer
05. 1er réveil par temps de guerre
06. Mary
07. La perceuse
08. State Of Shock
09. Le train