El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos por Etiqueta: César Bea

El laberinto del fauno


El laberinto del fauno , 2006, Méjico, España.
Género: Drama, fantasía.
Duración: 112 min.
Dirección: Guillermo del Toro.
Guion: Guillermo del Toro.
Actores: Sergi López, Maribel Verdú, Ivana Baquero, Álex Angulo, Doug Jones, César Bea, Ariadna Gil.
Música: Javier Navarrete.

Valoración:
Lo mejor: La parte dedicada a la post-guerra, los actores, la fotografía, la sólida dirección, el diseño de las criaturas y el maquillaje.
Lo peor: Que la parte fantástica no termina de cuajar, haciéndose esperar para luego apenas mostrar un par de criaturas, y el ritmo es algo aburrido.
El plano: El Capitán cosiéndose la boca.
Mejores momentos: Prácticamente toda aparición del Capitán Vidal.

* * * * * * * * *

Oscuro y casi gore es este cuento adulto que ha orquestado Guillermo del Toro. En la post-guerra de la Guerra Civil española una niña de unos trece años es llevada por su madre ante su padrastro en un molino perdido en algún bosque. Él es un militar, el Capitán Vidal, encargado de atosigar a los rebeldes, aunque también lidia con los traidores entre sus filas. Allí la joven ve envuelta en una aventura donde un tétrico fauno la toma como posible Princesa de su reino y le solicita realizar las pruebas pertinentes.

Lamentablemente, aunque de aspecto visual muy llamativo, es una historia fantástica que nunca termina de cuajar, como si estuviera escindida de la trama principal. Tenemos dos películas en una, con pocas interacciones entre ellas, y la parte que en principio prometía ser la más importante se queda en una aventura poco trascendente, en una historia secundaria aunque desde el prólogo y también desde la campaña publicitaria se diga lo contrario. Así mismo, no quedan nada claras las motivaciones de la joven para enmarcarse en tan arriesgada empresa, ni cómo puede salir y entrar de un edificio tan vigilado. Sin embargo, cabe destacar que el final de esta trama está resultando muy comentado por sus posibles y contrapuestas interpretaciones: ¿es esa aventura real o fruto de la imaginación de la protagonista, que se evade así de la dura realidad? Pero eso no arregla su falta de empaque y conexión con la línea principal, la enésima producción sobre la guerra civil española.

Lo único para recordar Capitán, el habitual tirano malvadísimo de la función, es protagonista de los tramos más interesantes y de las escenas más conseguidas, y la interpretación de Sergi López es excelente en todo momento; asistimos también a los traidores, torturas, conflictos y resoluciones más o menos conocidos, pero los personajes están bien tratados y el guion consigue crear una trama bastante interesante. Todos los actores están muy bien en sus papeles, destacando sobre todo la joven Ivana Baquero como la protagonista Ofelia y Álex Angulo como el Doctor.

Sin embargo, aparte de decepcionar en lo relativo al argumento prometido, la división de las tramas también juega en contra del ritmo de la narración, postergando el desarrollo de ambas historias: en gran parte del metraje no parece que se avance a ninguna parte, pero es que tampoco hay conclusiones que dejen huella.

Lo mejor es la realización de Guillermo del Toro, con una puesta en escena sólida que aprovecha una fotografía estupenda y unos decorados muy detallistas. Además, el vestuario y el maquillaje son sencillamente impresionantes. Pero en el sonido Del Toro se excede, resultando hipertrofiado, molesto: cada escena está cargada de todo tipo de sonidos constantemente, aunque los objetos que los produzcan en realidad apenas emitan ruidos perceptibles; le quita realismo a las escenas y las sobrecarga demasiado de efectos innecesarios. Por el otro lado, la banda sonora de Javier Navarrete es magnífica, tan hermosa que realza muchos tramos insípidos.

Encontramos pues una apuesta llamativa dentro del cine nacional, sobre todo teniendo en cuenta la calidad de su realización, pero se queda a las puertas de ser una buena producción de fantasía adulta y como drama social no aporta nada nuevo. Y sigo sin entender la fascionación que despierta Guillermo del Toro, que no ha dado ni una película llamativa pero está en un altar como si fuera Tim Burton, de hecho, el arrollador éxito de la presente El laberinto del Fauno es incomprensible..

Anuncios