El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos por Etiqueta: Laura Linney

The Details


The Details, 2011, EE.UU.
Género: Comedia.
Duración: 91 min.
Dirección: Jacob Aaron Estes.
Guion: Jacob Aaron Estes.
Actores: Tobey Maguire, Laura Linney, Elizabeth Banks, Ray Liotta, Kerry Washington.
Música: tomandandy.

Valoración:
Lo mejor: Entretiene.
Lo peor: No provoca impresión alguna, se ve y se olvida.

* * * * * * * * *

The Details no parece que se vaya a estrenar en ninguna parte después de pasar sin pena ni gloria por Sundance, pues a pesar de su reparto más que vendible la distribuidora ha decidido hundirla por completo. A la fecha de escribir esto sólo ha salido a la venta en EE.UU. y Suecia. Vale que es flojilla, ¿pero desde cuando es la calidad de las películas lo que les importa? La verdad es que siento curiosidad por conocer cómo acabó descartada, pero no he encontrado información al respecto.

Aunque intenta ser la típica comedia negra de personajes metidos en entuertos que no controlan ni entienden, de muertes y problemas inesperados que descolocan a protagonistas y espectadores, se queda a medio camino de todo. No consigue ser rebuscada y provocadora hasta producir impresión y con ello risa. Los personajes y sus aventuras prometen, pero se estiran y arrastran sin llegar a explotar del todo. La historia parece va a lanzarse a lo grande varias veces, pero no termina de hacerlo, se mantiene siempre en un tono demasiado simple y poco arriesgado. El final es más de lo mismo: tiene material de sobra para montar una locura bien rebuscada, pero se queda en algo simpático sin más.

No llega a ser mala, de hecho, resulta entretenida y algún chiste funciona, pero de superficial y monótona no deja huella alguna. A años luz de obras insignes del género como la delirante Very Bad Things.

Una historia de Brooklyn


The Squid and the Whale , 2005, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 81 min.
Dirección: Noah Baumbach.
Guion: Noah Baumbach.
Actores: Jeff Daniels, Laura Linney, Owen Kline, Jesse Eisenberg, Anna Paquin, William Baldwin.

Valoración:
Lo mejor: El guion, los magníficos personajes, el toque duro y realista.
Lo peor: La dirección no es redonda, y se nota que intenta esconder el bajo presupuesto.

* * * * * * * * *

Una historia de Brooklyn (en realidad El calamar y la ballena, pero los traductores estaban creativos) es el relato personal de su escritor y director sobre un momento importante de su vida: el divorcio de sus padres. Gracias a esta experiencia Noah Baumbach ha dotado a la historia de unas dosis de realismo cotidiano muy poco habituales en una película, creando situaciones que más de uno ha podido vivir de cerca, con toda su dureza y credibilidad, con unos personajes excelentes y una puesta en escena cada vez más habitual, la cámara en mano, que aunque no está empleada con total acierto sí da un aire más que digno a una producción independiente de bajo presupuesto que apenas tiene un par de escenarios y evita los planos amplios de la ciudad para no mostrar sus carencias.

La narración se centra en una familia donde los padres son escritores, el progenitor de cierta fama pero ya sin ideas, su mujer, que es un éxito ascendente, y dos hijos, uno adolescente y otro que acaba de entrar en la adolescencia. El distanciamiento entre la pareja se ve aumentado por los celos profesionales, por una madre que prefiere buscar felicidad en otra pareja y un padre cerrado de miras y con opiniones directas y destructivas. Esta ruptura marca profundamente a todos los caracteres presentados, pero hace especial mella en los hijos.

Baumbach nos muestra la situación con tan sólo algunas concesiones cómicas que incluso están marcadas por un humor ácido e irónico. El tono en general es cruelmente realista, muy humano y descorazonador, con personajes que se expresan su frustración y odio destruyéndose psicológicamente entre ellos. Las situaciones, aun siendo de apariencia poco trascendentes, logran transmitir muchísimos sentimientos al espectador. Los personajes están escritos con mucha delicadeza y afán detallista, y se enriquecen además con los aportes de conocimientos de primera mano.

Tenemos al padre (Jeff Daniels, muy correcto en un papel muy distinto a lo que nos tiene acostumbrados), para mí el más conseguido, pues aunque es el personaje más cruel, no es el malo de la función porque sí, sino porque alguien debe serlo más que los demás: es prepotente, arrogante, egoísta, profundamente manipulador con sus hijos, a los que influye con sus ideas pseudo-intelectuales e intenta poner en contra de su madre. Sus frases son auténticas perlas llenas de ofuscada crueldad, diálogos brillantes pero duros. La madre está en manos de una entregada Laura Linney. Su aventura es una falta moral grave que marca a los hijos y empeora la situación, pero también produce pena ver cómo ha de soportar los envites altaneros de su marido. Los menores, como dije, sufren muchísimo la situación. El pequeño Frank (Owen Kline) se vuelve un chico introvertido, con una obsesión insana por la masturbación y, lo que es peor, un alcoholismo incipiente; a su favor, ve las buenas cualidades de la madre, como respetar las distintas opiniones y personas. El mayor (Jesse Eisenberg) quiere ser fiel reflejo de su padre y traga así mucha mierda que convierte en su escudo ante el mundo. El resultado le va destruyendo: mina sus relaciones, su libido, su inteligencia.

Una historia descarnada muy interesante, con bastante que enseñar sobre las relaciones humanas y escrita con bastante habilidad, sobre todo en la plasmación de los caracteres.