El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos por Etiqueta: Neil Jordan

Byzantium


Byzantium, 2013, EE.UU.
Género: Drama, fantasía.
Duración: 118 min.
Dirección: Neil Jordan.
Guion: Moira Buffini.
Actores: Saoirse Ronan, Gemma Arterton, Sam Riley.
Música: Javier Navarrete.

Valoración:
Lo mejor: Tono vampírico (romántico, melancólico) muy conseguido. Las dos actrices: competentes y muy hermosas.
Lo peor: No ofrece nada nuevo ni nada llamativo.

* * * * * * * * *

Byzantium capta bien el tono vampírico. Es un relato crepuscular (en el sentido del ocaso del estilo de vida de las protagonistas y de la raza vampira, no de la famosa saga adolescente), romántico y trágico a partes iguales, hermoso y melancólico, y con algo de sordidez y erotismo. La tristeza y frustración constante de Eleanor (Saoirse Ronan) por tener que vivir a escondidas, el logrado romance con el chico, que le trae nueva luz a su existencia, su cuidadora, Clara (Gemma Arterton), sobreviviendo como puede, los sueños que nunca se alcanzan, la puesta en escena que mezcla colores fríos y cálidos según la situación, la buena fotografía… Sí, basta ver unos pocos minutos para interesarse por un relato con buena atmósfera y con un estilo clásico muy logrado.

Sin embargo, un rato más de visionado deja claro también que no es capaz de ir más allá, que no va a conseguir una historia que deje una mínima huella en el espectador. No logra adquirir intensidad y originalidad suficiente como para resultar una narración genuina, ni llega a ser lo suficientemente conmovedora o inquietante como para causar impresión. Por ejemplo, todo esto lo lograba Déjame entrar sin problemas (aunque estuviera más inclinada hacia el misterio que al drama). Se ve sin llegar a aburrir, pero no deja un grato recuerdo.

Lo mejor, aparte de la correcta atmósfera, son las actrices, que realzan personajes interesantes pero apenas desarrollados. Saoirse Ronan hace muy creíble el despertar de la adolescente, y Gemma Arterton resulta verosímil como chica frustrada, acobardada y casi sin esperanzas. Y la belleza de ambas es innegable.

El retorno de Neil Jordan al género muchos años después de la afamada Entrevista con el vampiro no ha llegado a satisfacer como se esperaba, y la cinta ha pasado bastante desapercibida, aunque también es cierto que su distribución ha sido escasa.

Anuncios