El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos por Etiqueta: Shia LaBelouf

Transformers: La venganza de los caídos


Transformers: Revenge of the Fallen , 2009, EE.UU.
Género: Acción, fantasía.
Duración: 150 min.
Dirección: Michael Bay.
Guion: Alex Kurtzman, Roberto Orci, Ehren Kruger.
Actores: Megan Fox, Shia LaBelouf, John Turturro, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Ramon Rodriguez, Kevin Dunn, Julie White.
Música: Steve Jablonsky.

Valoración:
Lo mejor: Espectáculo inconmensurable. Efectos especiales y sonoros perfectos.
Lo peor: El guion es prácticamente inexistente y el humor infantil.
Mejores momentos: La batalla en el desierto, larguísima y alucinante.
Los planos: El del helicóptero sobre los protagonistas, y luego el helicóptero visto desde los protagonistas.
La traducción: “The Fallen” es “El Caído”, no los caídos como dice en el título.

* * * * * * * * *

Ni sorprende ni decepciona, es justamente lo que esperaba, una repetición de la primera entrega pero con sus elementos potenciados. Sí, podríamos quejarnos de que Michael Bay no sabe hacer una secuela sin arriesgarse a ir un poco más allá, y de que de nuevo carece de guion, pero, ¿de verdad alguien esperaba una gran historia y no únicamente un grandioso espectáculo?

Tiene por tanto prácticamente los mismos fallos y aciertos que su predecesora. La trama no es más que una excusa para lanzar la acción, aunque sí es cierto que un poco más de consistencia narrativa y profundidad se le podría exigir. A pesar de su buen ritmo y sus altas dosis de espectacularidad sus más de dos horas de metraje son excesivas. Hay pasajes que se podrían haber resumido o eliminado por completo, pues aportan más bien poco (especialmente inservible es el episodio en la universidad, sobre todo la parte de la madre drogada). Los diálogos son simples pero divertidos, aunque el humor es por lo general bastante estúpido y además pierde algo de fuelle con respecto a la primera entrega y se hace aún más pueril (demasiado chiste de testículos y patéticas apariciones de animales fornicando –como he dicho alguna vez, recurrir a animalitos para mí es lo más bajo que se puede caer en una comedia-). Y se vuelve a echar de menos una mayor dedicación a la personalidad de los robots, que sólo están ahí para zurrarse y soltar algún chiste (a este respecto, los gemelos son muy cargantes); ni el Caído ni Megatrón imponen como deberían, mientras que de los buenos sólo Optimus Prime posee diálogos que aporten algo.

En la puesta en escena Bay se muestra más comedido que otras veces, más centrado y dispuesto a buscar planos más coherentes y eficaces. Por supuesto que hay escenas donde parece masturbarse con el ejército, secuencias grabadas dando vueltas con la cámara que no se sabe muy bien a qué vienen y es descarada la búsqueda constante del rostro de Megan Fox (siempre perfectamente maquillada), pero por lo general ofrece un aspecto visual muy controlado donde maneja muy bien las numerosas dificultades que ofrece una producción de este tipo: constantes planos amplios y aéreos para mostrar el tamaño de los robots y sus acciones, algunas acertadas ralentizaciones para aclarar situaciones confusas, escenas de acción bastante claras donde la unión de efectos digitales y los escenarios elegidos es perfecta, etc.

El resultado es un producto palomitero sin pretensiones artísticas que va directo a tratar de divertir y deslumbrar con sus extraordinarias secuencias de acción: es una montaña rusa con momentos de indescriptible espectacularidad. Aparte del descomunal prólogo destacaría el largo y bien aprovechado tramo final, que se inicia con la aparición de John Turturro (de nuevo es el personaje más logrado) y alcanza su clímax en la batalla en el desierto, llena de innumerables escenas que mantienen el nivel de asombro constante: la llegada de numerosos enemigos, los bombardeos, la aparición de Devastator, la escalada a la pirámide, los constantes enfrentamientos entre robots… Hay por supuesto tropiezos de guion notables (ese súper cañón que no vuelve a aparecer) y la historia del Caído es sumamente previsible, pero qué más da, no hay necesidad de ofrecer un relato de gran complejidad, todo es acción sin límites. Huelga decir que los efectos especiales (tanto digitales como artesanales –explosiones bestiales-) y sonoros son cojonudos.

De nuevo la taquilla está siendo reventada y como respuesta previsible la tercera parte se ha puesto rápidamente en marcha. Habrá que ver si a Michael Bay le sale bien repetir la misma fórmula otra vez o si el desgaste que aquí se ve ligeramente en algunos instantes (en el guion, la puesta en escena incluso mejora) se acrecienta de forma peligrosa, es decir, veremos si pasa de ser un relato trivial pero espectacular a un bodrio ruidoso, pues estas dos entregas están en precario equilibrio sobre el abismo.

Serie Transformers:
Transformers (2007)
-> Transformers: La venganza de los caídos (2009)
Transformers: El lado osucro de la Luna (2011)
Transformers: La era de la extinción (2014)
Transformers: El último caballero (2017)

Anuncios

Transformers


Transformers , 2007, EE.UU.
Género: Acción, fantasía.
Duración: 144 min.
Dirección: Michael Bay.
Guion: Roberto Orci, Alex Kurtzman.
Actores: Shia LaBelouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Rachael Taylor, Anthony Anderson, Jon Voight, John Turturro.
Música: Steve Jablonsky.

Valoración:
Lo mejor: Que Michael Bay va directo a buscar la espectacularidad, y además lo hace sin importarle que no haya guion, con lo que no resulta un intento de aparentar más de lo que es (como le pasó con La isla). Y, sobre todo, que la película se ríe de sí misma sin tapujos.
Lo peor: El guion es lastimero: los diálogos son lo más simple posible, los personajes son cascarones, el tono de película para adolescente es excesivo y cansino a veces.
Mejores momentos: La lucha contra Scorponock, los Transformers escondiéndose alrededor de la casa del protagonista e intentando no hacer ruido.
La frase: El nivel de feromonas indica que el joven quiere aparearse con la hembra.

* * * * * * * * *

Cuando comenzó la campaña de publicidad de Transformers, con esos tráileres alucinantes, la cinta me resultó atractiva de inmediato. Esperaba otra producción súper espectacular tipo Armageddon o La Roca, donde el guion no sería de altos vuelos pero eso no impide que cumplan con creces como entretenimiento que no te cansas de ver una y otra vez. Con más de ciento cincuenta millones de presupuesto y todo el énfasis puesto en la recreación de los robots de la forma más asombrosa posible y en realizar en batallas por doquier, Transformers ha cumplido con mis esperanzas, contando además con un aliciente nada esperado, una vena cómica con destellos de auto-parodia desternillante.

Siendo realistas, Transformers tiene un guion muy flojo, incluso se podría decir que éste no existe, o mejor aún, que Bay sabía que no era necesario y prescindió de él, ya fuera sabiendo o sin saber que no tendría buenas críticas pero gustaría a muchos espectadores. Los personajes están dibujados esquemáticamente, los diálogos poco sustanciosos, limitados a sentencias de pocas palabras, y el desarrollo de la trama es convencional y sin sorpresas. Pero también son personajes simpáticos y funcionan correctamente como núcleo imprescindible de una aventura muy entretenida, y por si fuera poco hay alguno divertidísimo, como el miembro del S7 (John Turturro), una caricatura absurda que sólo podría funciona en una cinta tan poco seria como ésta. Además los diálogos son chistes constantes, cuya carencia total de inteligencia se suple gracias a que el número de bromas es altísimo y además el humor no pierde fuelle en todo el metraje.

En cuanto al ritmo, es apabullante e impresionante en sus momentos cumbre, pero podría haberse mejorado un poco en general. Los Transformers con diálogo tardan mucho en aparecer (excepto esa especie de Jar Jar Binks que habla como los Gremlins y a quien más de uno odiará desde su primera escena), saliendo algunos muy mal parados, como Megatrón, que no tiene presencia alguna pese a ser el malo de la función. Hay un tramo innecesario, pesado y alargado sin razón, aquel de los ligoteos entre los protagonistas adolescentes, pero fuera de ese leve bajón Michael Bay sabe incluir escenas de acción aquí y allá que evitan que la tensión decaiga mientras se llega al o los clímax importantes. Por ejemplo, la lucha con Scorponok en el desierto es intensa y los planos aéreos impresionantes. Cuando hace acto de presencia la batalla cumbre, llevada a la ciudad sin lógica alguna más allá de buscar el espectáculo que ofrece romper coches y edificios, dicha confrontación mezcla bastante bien la aparatosidad de las escenas caóticas con los momentos bien planificados. Panorámicas y movimientos circulares habituales del director exprimen al máximo unos efectos especiales y sonoros perfectos, consiguiendo una batalla en la que te agarras a la butaca de la impresión o aplaudes de emoción. Como dice un extra cuando llegan algunos robots a la Tierra, esto es cien veces más flipante que Armageddon.

Su tono de producto para adolescentes y las carencias tan descaradas de un guion lleno de insensateces donde no hay una sola pizca de inteligencia no la hacen una obra apta para todos los paladares. Transformers únicamente será disfrutable para el que espere nada más que lo que la cinta ofrece sin engañar, sin pretenciosidad alguna: un espectáculo visual inigualable aderezado con un humor directo y facilón y unos actores atractivos. No es una buena película, pero vaya si vale una entrada de cine. Y más de una.

Serie Transformers:
-> Transformers (2007)
Transformers: La venganza de los caídos (2009)
Transformers: El lado osucro de la Luna (2011)
Transformers: La era de la extinción (2014)
Transformers: El último caballero (2017)