El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos mensuales: diciembre 2008

Asesinato justo

 

Righteous Kill, 2008, EE.UU.
Género: Thriller.
Duración: 101 min.
Director: Jon Avnet.
Escritor: Russell Gewirtz.
Actores: Robert De Niro, Al Pacino, 50 Cent, Carla Gugino, John Leguizamo, Donnie Wahlberg, Brian Dennehy.
Música: Ed Shearmur.

Valoración:
Lo mejor: Un buen reparto al frente de un correcto entretenimiento.
Lo peor: Direccion y guion fallidos.

Es una lástima lo de esta película, pues todo en ella deja entrever que podría haber sido una gran obra y sin embargo en ningún momento llega a despuntar, ya sea porque en el guión no se supo darle la forma final o porque el director echa a perder todo el potencial con una realización rutinaria y en ocasiones torpe, sobre todo a la hora de construir las resoluciones y sorpresas. Sin embargo le aplico la misma nota aclaratoria que puse en Red de mentiras: es una de esas cintas de las que se espera tanto que al no alcanzar las expectativas auto-impuestas se infravalora más de lo que merece.

La forma de contar la historia quizá sea algo tramposa y no destaque por su originalidad, pero da para un curioso thriller cuya trama y personajes ambiguos enganchan rápidamente y no te dejan escapar, aunque tiene la pega de que la trayectoria de la narración no es ascendente, sino plana y un tanto monocromática hasta llegar al tramo final, donde todo se apelotona, entremezcla y resuelve de forma algo ineficaz y previsible. Por cierto, la escena final, el enfrentamiento entre los protagonistas, es demasiado parecida al desenlace de Heat.

El reparto es de primer nivel y sumamente atractivo, pero ni los personajes ni el director dan para proporcionar interpretaciones apasionantes. Decir también que fichar una bomba como la Gugino para no sacarla nada más que en sujetador es un fiasco. Sin embargo, sobre ese regusto a decepción, a enésima producción desaprovechada, debo decir que a rasgos generales es una cinta policíaca muy entretenida y con buenos alicientes para verla: reparto de grandes figuras, historia impactante, ritmo correcto, personajes atractivos… Pero también cabe indicar que hace ya unos días que la vi y prácticamente no recuerdo nada de ella, lo que suele ser el peor aspecto negativo de una película. Lo dicho: por un lado es una lástima que se desaprovecharan buenas ideas y buenos actores, y por el otro es un entretenimiento más que digno.

Anuncios

Ultimátum a la tierra

 

The Day the Earth Stood Still, 2008, EE.UU.
Género: Ciencia-ficción.
Duración: 103 min.
Director: Scott Derrickson.
Escritores: David Scarpa, Edmund H. North (guión de 1957).
Actores: Keanu Reeves, Jennifer Connelly, Kathy Bates, Jaden Smith, John Cleese.
Música: Tyler Bates.

Valoración:
Lo mejor: Entretiene y tiene algunos buenos momentos.
Lo peor: Potencial desaprovechado. Es muy simple y carece de fuerza.
Mejores momentos: Todas las apariciones de Gort. El prólogo (hasta la aparición de la esfera) y la escena con el premio nobel.

¿Es necesario un remake? Depende de muchas cosas, la primera nuestra propia opinión, nuestro interés por la obra original. Desde mi punto de vista hay casos donde un remake no es mala idea, pues la película se presta a una actualización a los tiempos y recursos modernos. Algunas obras de Ciencia-Ficción entrarían en esta categoría, y entre ellas, podría incluirse, por qué no, Ultimátum a la Tierra. Pero hay que tener en cuenta dos factores clave: que normalmente el remake se hace solamente para utilizar un nombre y una trama de cierta popularidad para obtener un tirón extra en la taquilla; y dos, que el Hollywood actual no da mucho de sí, hay una gran escasez de buenos guiones. Así pues, rara es la vez que sale una buena re-visitación, remake o actualización; un ejemplo es la reciente Soy Leyenda, pero para citar otros tendría que irme a décadas anteriores (La invasión de los ultracuerpos supera con creces a la cinta original, por ejemplo).

A pesar de no resultar en conjunto una mala cinta, muchas pegas puedo ponerle a la nueva Ultimátum a la Tierra. La principal es su total falta de ambición, el nulo interés que ponen sus autores por lograr una historia trascendente y emotiva. Todo el potencial que tiene la idea central del relato no se utiliza: no se aprovecha nada el sentido crítico (globalización, capitalismo, belicismo…) y todo el sentimiento que podría haberse sacado (las virtudes de los seres humanos: creatividad, amor, capacidad de superación…). Así pues, tenemos una historia muy amoldada a los cánones del Hollywood actual, es decir, nada comprometida ni arriesgada, superflua y banal y cuyo único interés es ofrecer unas cuantas escenas espectaculares (que aquí no lo son mucho) y unos personajes simplones fácilmente identificables.

También podría hablar de las numerosas inconsistencias y los evidentes agujeros del guión. El absurdo incomprensible de llevar el grupo de expertos a la zona donde se va a producir el impacto (o sea, a una muerte segura, ¿no se supone que los han reunido para tratar de enfrentar la crisis?), la ridícula fuga del alien protagonista, las inexistentes medidas de seguridad biológica que mantienen cuando le tratan… pero como digo, son prácticamente minucias ante la sensación de que todo lo que se ve está infrautilizado, disipado, desaprovechado. Qué cantidad de escenas se quedan en la superficie de un gran discurso, de un gran mensaje. El resultado sería el mismo que obtendríamos si cogiéramos la maravillosa Wall-E y le diéramos el nivel de alcance que tiene Ice Age, es decir, que en vez de un gran discurso analítico tenemos una tontería superficial.

Sin embargo, sea porque su corta duración no deja que nos aburramos, porque el ritmo no está mal o porque Gort mola mazo, es un producto pasable, un entretenimiento típico y previsible que puede ser disfrutado si se anulan las pretensiones y se dejan las neuronas en casa. Por cierto, en cierta manera me recuerda a El incidente: el tipo de relato, la carencia de interés que despierta… Si al menos hubiera sido tan espectacular como La guerra de los mundos de Spielberg, una obra muy infravalorada que para un servidor sólo por la magnífica dirección es bastante recomendable, habría salido del cine habiendo visto una obra de Ciencia-ficción más que digna y no decepcionante y fría.

Y termino recalcando que el problema no es que exista una cinta de este tipo (estulta e inservible), sino que es algo demasiado común en el Hollywood actual. Eso sí, cuando dejamos de ir al cine hablan de crisis y piratería. La crisis, de haberla, es de ideas. Miren sino el auge de la televisión en la última década: lo bueno atrae gente.